«

»

LOS BAILES RELIGIOSOS Y LA FIESTA DE LA PROMESA EN MAIPÚ

LOS BAILES RELIGIOSOS, UNA DE LAS MÁS ANTIGUAS EXPRESIONES DE FE POPULAR, ESTABLECEN EL 14 DE MARZO COMO FECHA DE REUNIÓN PARA RENDIR HOMENAJE A LA VIRGEN DEL CARMEN EN SU SANTUARIO DE MAIPÚ, PEREGRINACIÓN QUE PROVIENE DE TODA LA ZONA CENTRAL DEL PAÍS Y QUE MARCA EL HECHO HISTÓRICO DEL 14 DE MARZO DE 1818, CUANDO EL PUEBLO DE SANTIAGO REALIZÓ EL JURAMENTO Y RATIFICÓ LA PROMESA DE O’HIGGINS EN LA CATEDRAL DE SANTIAGO.

En el año 1973, luego de un primer intento fracasado, 9 de los 30 Bailes Chinos existentes en las provincias de Aconcagua y Valparaíso concurrieron al Santuario Nacional de Maipú y los alféreces y presidentes, en una solemne reunión, firmaron el Acta de Fundación de la Fiesta Anual por realizarse en el Santuario de Maipú, destinada a ser el centro de celebración de los Bailes de la zona, siguiendo el ejemplo de La Tirana y Andacollo en el norte.

La fecha de la fiesta se fijó para el domingo siguiente al 14 de marzo de cada año, como conmemoración del juramento del pueblo chileno de construir un templo para gloria de Nuestra Señora del Carmen, fiesta que con los años se fue consolidando y creciendo, hasta llegar a ser en la actualidad una Fiesta Grande, con la participación de más de medio centenar de Bailes Religiosos, venidos de Aconcagua, Valparaíso. San Bernardo, Santiago y algunos invitados del Norte. Esto en una zona donde no existía el baile religioso

Así, de esta forma, Maipú se puso a la altura de otros importantes y conocidos Santuarios del Norte del país que congregan a un gran número de Bailes Religiosos.

Ya desde 1968, el Rector del Santuario, Padre Joaquín Alliende Luco, vio la posibilidad de traer algún Baile de los existentes en el norte de Santiago, para empezar una etapa de recuperación de esta práctica de piedad popular, vital, a pesar de todo, en los Santuarios de la Virgen en las regiones nortinas del país.

El 15 de agosto de 1969, después de alojar en la Casa de Retiros que posee el Santuario de Schoenstatt en la comuna de La Florida, un grupo de Bailes Religiosos nortinos danzó ante la Virgen, para luego peregrinar a Maipú y participar, también, en la celebración de la fiesta de la Asunción de la Virgen a los cielos.

BAILES RELIGIOSOS Y TRADICIÓN.

La tradición de los Bailes Religiosos es nortina y se remonta a las antiguas prácticas andinas que luego se desarrollaron en el contexto de fiestas marianas del Norte como la Virgen de Andacollo, La tirana o La Candelaria. Su extensión a la zona central, especialmente al valle del Aconcagua y a la zona de Valparaíso es incierta. Lo cierto es que en torno al Santuario Nacional de Maipú y su pastoral, se desarrolló toda una iniciativa que logró generar un renacimiento y una ampliación de esta forma de devoción popular en el centro del país.

El Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia preparado por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos el año 2002 define al canto y el baile como: “Expresión natural del alma de un pueblo (…) tales formas de expresar el sentimiento interior, forman parte de la tradición popular, especialmente con ocasión de las fiestas de los Santos Patronos”, pero también advierte que “es claro que deben ser manifestaciones de verdadera oración común y no un simple espectáculo”.

El baile es una forma de alabanza Dios muy antigua. La encontramos en “Alaben a Dios con danzas…” (Salmo 150) y recordamos al Rey David danzando “con todas sus fuerzas en presencia de Dios”…

Por lo tanto esencialmente religioso y deriva de una expresión cultural propia de nuestro pueblo, acostumbrado desde los inicios de la evangelización a manifestar su fe a través de signos y símbolos.

Los Bailes Religiosos constituyen un gran patrimonio de la identidad cristiana y católica, especialmente del pueblo nortino; y sin duda que una valiosa riqueza cultural y de identidad para todo un pueblo. Por ello que resulta tan importante redescubrir y valorar este inmenso tesoro para nuestra custodia y transmisión.

En su visita a Chile, en el mes de abril de 1987, el Papa Juan Pablo II, en su mensaje dado en La Serena, se refirió a los Bailes Religiosos en los siguientes términos: “De modo muy humano, con vuestros trajes, instrumentos y ritmos, se expresa visiblemente la fe de los hijos de esta tierra que, con todo su ser y al son de la música, tributan honor a Cristo y a María Santísima”.

UN PUEBLO QUE DESCONOCE, IGNORA Y OLVIDA SU HISTORIA, SU PASADO, SUS ANCESTROS, SUS COSTUMBRES, SUS PERSONAJES, SUS INSTITUCIONES, SU CULTURA, SU PATRIMONIO Y SUS TRADICIONES, ES UN PUEBLO SIN ALMA, SIN IDENTIDAD, SIN COMPROMISO, SIN ARRAIGO, SIN PERTENENCIA Y SIN FUTURO…

Se invita a compartir, difundir y comentar este sitio y sus contenidos. Visite nuestro Facebook RAÍCES MAIPUCINAS, y escríbanos a nuestros correos: raicesmaipucinas@gmail.com y raicesmaipucinas@vtr.net