«

»

HERMOSA Y SIGNIFICATIVA CONMEMORACIÓN DE LOS 200 AÑOS DE LA PROMESA DEL PUEBLO DE CHILE A LA VIRGEN DEL CARMEN.

Con una concurrida y solemne Misa de Acción de Gracias efectuada en la Iglesia Catedral de Santiago, el miércoles 14 de marzo del presente año 2018, fue conmemorado el BICENTENARIO de la Promesa del pueblo de Chile a la Virgen del Carmen, formulada en este mismo templo metropolitano, hace 200 años, el 14 de marzo de 1818, y que dio origen a la demolida CAPILLA DE LA VICTORIA o IGLESIA VOTIVA DE MAIPÚ, reemplazada a partir de 1974 por el actual TEMPLO VOTIVO DE MAIPÚ, recordándose que en torno a la iglesia original, cuyos primeros cimientos fueron colocados por los propios Padres de la Patria y en el mismo año de la batalla, se forjó, nació, creció y se desarrolló el pueblo y luego la comuna de Maipú.

RAÍCESMAIPUCINAS

La ceremonia fue presidida por el cardenal Arzobispo de Santiago, Monseñor Ricardo Ezzatti, y concelebrada por el Nuncio Apostólico, monseñor Ivo Scapolo, el cardenal Francisco Javier Errázuriz,  el Obispo Auxiliar de Santiago monseñor Galo Fernández y el obispo Manuel Camilo Vial, junto a la participación de numerosos sacerdotes, entre ellos el  Rector del Santuario Nacional de Maipú, padre Carlos Cox Díaz, junto a sus antecesores, padres Raúl Feres Shalup y Joaquín Alliende Luco.

A la solemne Eucaristía concurrieron delegaciones de las Fuerzas Armadas, autoridades civiles y diplomáticas, delegaciones de instituciones, entre ellas la Corporación Voto Nacional O’Higgins y Cuasimodistas, además de delegaciones de los colegios Nuestra Señora del Carmen y Liceo Nacional, ambos de Maipú. Numerosos feligreses e invitados, repletaron las naves del amplio templo.

Junto al acceso del presbiterio se ubicaron los Estandartes de la Escuela Militar y del Regimiento Granaderos, este último participante en la batalla de Maipú.

El oficio litúrgico se inició con la intervención del poeta y cantor a lo divino Francisco Astorga, quien con su voz y el acompañamiento de su guitarrón, en parte de sus versos expresó:

“El pueblo que clama al cielo,
Construyendo su historias.
Encuentro con la memoria,
por la Virgen del Carmelo.
El templo sobre este suelo
en Maipú soberanía,
Madre nuestra, Reina y guía,
Chile un abrazo de hermanos,
para todo ser humanos, pan respeto y alegría”.

 

HOMILÍA DE MONSEÑOR EZZATTI.

En su homilía, el arzobispo dio la bienvenida a los presentes y señaló que este es un momento privilegiado para recordar las palabras del Papa Francisco a los jóvenes en Maipú: “Si ustedes no aman a su patria, yo no les creo que lleguen a amar a Jesús y que lleguen a amar a Dios. El amor a la patria es un amor a la madre. La llamamos Madre Patria, porque aquí nacimos, pero ella, como toda mujer, nos enseña a caminar y nos la entrega para que la hagamos sobrevivir a otra generación”.

Luego el cardenal recordó los principales hitos de la Independencia de Chile, las derrotas y los triunfos, como la victoria en Chacabuco. “Y así se fue gestando la esperanza de un nuevo tiempo de libertad, de paz para nuestra tierra”, dijo. Afirmó luego el pastor que el domingo 14 de marzo de 1818, el día del Voto O’Higgins, “fue un gran día de oración por Chile”, durante el cual el comercio estuvo cerrado para permitir la participación de todos en esos ruegos, según señalan las crónicas de la época.

Más adelante, el cardenal Ezzati imploró a la Virgen del Carmen, para que “nos acompañe, nos eduque a madurar nuestra libertad con sentido y a renovarnos en el propósito de ser, desde la fe en Jesucristo, padres y madres de nuestra patria en este momento de su historia y de su futuro”.

OFRENDAS SIMBÓLICAS.

Al momento de las ofrendas se llevaron al altar las réplicas de las espadas de los libertadores José de San Martín y Bernardo O’Higgins, que están en el Museo del Santuario Nacional de Maipú, que fueron presentadas por dos cadetes de la Escuela Militar; los escapularios de Arturo Prat y Bernardo O’Higgins, presentados por María Luisa Tagle, vice presidenta de la Corporación del Voto Nacional, y finalmente un pergamino con el texto de la promesa y juramento del Voto O’Higgins.

Al final de la eucaristía los presentes renovaron la promesa a la Virgen del Carmen, cuya imagen fue ubicada en un costado del altar, y a ella le pidieron su ayuda para hacer de Chile “una patria de hermanos”.

La ceremonia finalizó con la entonación del himno patrio por parte de todos los presentes.

+ + + + +

UN PUEBLO QUE DESCONOCE, IGNORA Y OLVIDA SU HISTORIA, SU PASADO, SUS ANCESTROS, SUS COSTUMBRES, SUS PERSONAJES, SUS INSTITUCIONES, SU CULTURA Y SUS TRADICIONES, ES UN PUEBLO SIN ALMA, SIN IDENTIDAD, SIN COMPROMISO, SIN ARRAIGO, SIN PERTENENCIA Y SIN FUTURO…

Las fotografías que se insertan y acompañan la presente crónica, provienen de los registros y archivos de RAÍCES MAIPUCINAS y algunas de la Iglesia de Santiago, y muestran diversos aspectos y momentos de la ceremonia.

Se invita a compartir, difundir y comentar este sitio y sus contenidos. Visite nuestro Facebook RAÍCES MAIPUCINAS, y escríbanos a nuestros correos: raicesmaipucinas@gmail.com y raicesmaipucinas@vtr.net

Las imágenes que se insertan en la galería siguiente, al pie de este artículo, al ‘pincharlas individualmente’, se pueden observar en un tamaño mayor, con su correspondiente pie de lectura.